sábado, 12 de junio de 2010

Capítulo 1. Por la madriguera abajo.

Ésta es mi primera entrada del blog y quiero utilizarla para justificarlo.
Desde que nació mi hijo mayor, crear juegos de mesa siempre ha sido uno de nuestros entretenimientos. Son juegos sencillos, incluso puede que sean algo tontos en algún caso, pero pensarlos y hacerlos ha sido muy divertido. No soy un jugón profesional, pero me gustan los juegos de mesa, sobre todo si tienen un trasfondo fantástico y hadas, brujas, magos y dragones recorren los tableros e invaden las barajas. Me hubiera gustado haber jugado a muchos más juegos de éstos, pero siempre me faltó un grupo para hacerlo; inconvenientes de vivir en un pueblo pequeño.
Luego nació la pequeña y se sumó a este entretenimiento familiar y entre todos ya hemos elaborado unos cuantos. En este blog no encontrarás juegos print'n'play al uso; es decir, no siempre estará todo perfectamente preparado para imprimir, recortar, montar y jugar. Lo que sí que habrá de cada juego será su reglamento, algo de material para imprimir si es necesario y explicaciones de cómo hicimos nosotros para montarlo. Es decir, que si te gusta alguno (¡ójala!, nos pondríamos todos muy contentos), quizás te cueste un poco ensamblarlo todo.
Y si todavía no está suficientemente justificado, resulta que ¡tenía ganas de hacer un blog!, aunque sea sólo para la familia.
Finalmente, quiero dedicar este blog a la persona que más paciencia nos tiene; a mi particular Reina de Corazones, con todo nuestro amor.

¡Ay Dios mío!-dijo el conejo blanco-¡qué tarde se me está haciendo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario